Historia

Hará sobre dos décadas que se pusieron los primaros fundamentos en Sestao de lo que hoy se puede denominar Unidad Pastoral.

Un  proyecto pastoral asumido con unos objetivos y unas opciones que determinaron un estilo nuevo. La corresponsabilidad, el trabajo en equipo, los movimientos apostólicos, la opción por los pobres, fueron referencias que animaron y dieron sentido al quehacer pastoral.

Hubo dos momentos importantes: la primera Asamblea de cristianos/as de Sestao, realizada en el año 1987, donde se ratificaron los objetivos y opciones que darán cohesión y estructura al Sector, y la lectura implicativa del primer Plan Diocesano de Evangelización (año 1990), que lanzó la atención hacia la zona más pobre del pueblo donde se creó el Centro de Urbinaga bajo el auspicio de Caritas.

Las sucesivas Asambleas anua­les del sector y el Consejo de pastoral sectorial mantuvieron el tono, vivacidad y seguimiento de las opciones fundamentales.

Según lo dispuesto en el decreto de junio de  dos mil once, se crea la Unidad Pastoral Sestao, realidad diocesana al servicio de  la evangelización.

Esta Unidad  Pastoral  queda constituida  por la Unión estable  de las parroquias Nuestra Señora de Begoña, Santa María de la 

 

Anunciación con su aneja Nuestra Señora de Begoña, (en el barrio de Elguero), Sagrado Corazón de Jesús y San Miguel Arcángel y el lugar de culto ubicado en la Residencia de Anciano “Juan Ellacuría”.


Asimismo, se vinculan a la Unidad Pastoral las comunidades Religiosos de La  Salle, Hijas de la Cruz, Amor Miseri­cordioso, Instituto secular Alianza en Jesús por María, comunidad del Sagrado Corazón, colegio de nuestra Señora de Begoña y colegio del Amor Misericordioso. 

Esa Unidad Pastoral tendrá personalidad jurídica propia y no se modificará la personalidad jurídica de cada parroquia.