Después del bautizo  se invita a los padres a participar junto con sus hijos, en un grupo donde se comparte y acompaña el despertar religioso de sus hijos.

– Ofrecemos un espacio donde  compartir  su experiencia vital, contrastándola e iluminándola desde la fe cristiana y los valores evangélicos.

–  Aportación de recursos pedagógicos (cintas de canciones religiosas para niños, cuentos bíblicos, gestos y símbolos para hacer en casa, bendiciones en familia…)

– El grupo se reúne una vez al mes.