Por qué la asignatura de religión: La libertad de elegir


 

Ante la apertura del período de inscripciones de alumnos para el próximo curso escolar -del 30 de enero al 10 de febrero-, tanto enla Redde Escuelas Públicas como en la de Concertadas, las familias, los alumnos y la misma sociedad están llamados a valorar las enseñanzas de la religión como algo que tiene plena actualidad en el marco de una escuela verdaderamente abierta, plural e integradora de culturas, saberes, aptitudes, valores humanos e inquietudes sociales.

No es nuestra intención polemizar acerca de un tema con frecuencia mal tratado desde el desconocimiento, la discriminación, el enfrentamiento o la manipulación, sino valorar la cultura religiosa cristiana, y la clase de religión, como un derecho a ejercer, dentro de un marco legal y respetuoso, las opciones de cada familia y cada alumno.

Tanto el Marco Europeo comola Constitución,la Ley Orgánicade Educación yla Leydela Escuela PúblicaVasca garantizan y regulan este derecho que debe ser respetado, sin coacciones ni manipulaciones, evitando todo tipo de enfrentamientos y campañas que instrumentalizan el ámbito interno de la escuela.

Los centros escolares tienen el deber legal de ofertar la clase de religión, desde Educación Infantil –alumnos de tres años-, Primaria y ESO, hasta los dieciocho, en Bachillerato.

Nuestro Obispo, Mario,  recuerda  a las familias cristianas » la importancia  de inscribir a sus hijos e hijas  en  la  signatura de religión. Una auténtica  educación significa  introducir a la persona en la totalidad  de la realidad , de ahí la necesidad  que abarque  todas las  dimensiones  de la  persona. A este respecto, la dimensión transcendente  y religiosa enriquece  enormemente el ámbito educativo. La enseñanza de religión  educa al niño  y al joven en una dimensión que le es profundamente  connatural,  pues el ser humano no solo es racional y social, sino también constitutivamente  religioso y transcendente (..).   La enseñanza religiosa favorece  enormemente el crecimiento personal y contribuye  decisivamente a la edificación  de una sociedad  y un mundo enraizados en la verdad y el bien, el respeto mutuo y la tolerancia, el amor y el perdón, la solidaridad y la gratuidad, la justicia y  la paz, la compasión y la misericordia, en la  ayuda a los más necesitados y en la protección y tutela de los débiles. su contribución  es altamente positiva para la humanización  de  un mundo  que se siente  tantas veces  tentado por el afán de tener, del domino y del poder, que genera  sufrimiento  e injusticias».

¡¡¡SOLICITADLA PARA EL PRÓXIMO CURSO!!!

Tiempo abierto de matrícula para el Curso 2012 – 2013